REALIDAD LINGÜÍSTICA NACIONAL

En este articulo encontraras toda la información acerca de la Realidad Lingüística Nacional, puedes revisar nuestro indice de contenido para que te enteres de nuestro contenido.

Realidad Lingüística Nacional

El Perú es un país maravillosamente plurilingüe o multilingüe y sobre todo pluridialectal, porque una misma lengua tiene sus variedades en cada región.

La causa fundamental de que el Perú sea un país pluridialectal es la pluriculturalidad, es decir, la amalgamación y coexistencia de múltiples culturas.

Caracteres:

Entre las principales tenemos:

Diversidad:

El Perú es plurilingüe porque en nuestro territorio existen muchísimas lenguas: 18 familias lingüísticas, y más o menos 60 lenguas amerindias, aunque estudios recientes resaltan que hay muchas más. Con la llegada de los españoles al Perú, el castellano se impuso frente a las autóctonas lenguas, subordinándolas.

Asimetría (Diglósica):

Jerarquización de lenguas, y desequilibrio entre ellas. En el Perú, el castellano es el que ha ganado mayor prestigio que las amerindias. Nuestro país presenta un contexto bilingüe y diglósico, pues la mayoría de bilingües dan mayor preferencia al castellano, olvidando y reprimiendo su lengua materna (Quechua, Aimara, Shipiba, Campa, Culina, etc.)

Dinámica:

No es algo fijo ni absoluto, sino, por el contrario, es una realidad cambiante, por diversos factores: migratorios, sociales, etnológicos, etc.

Lenguas Habladas en el Perú

Las lenguas que se hablan en el Perú las clasificamos de la siguiente forma:

  • Amerindias
  • No Amerindias

Ahora vamos a definir cada una estas clasificaciones:

Amerindias

Son las lenguas oriundas, vernáculas o autóctonas de Perú y América. Se dividen en:

  • Andinas
  • Amazónicas

Ahora detallaremos cada una de estas lenguas:

Lenguas Andinas

Comprende 2 familias y 4 lenguas, aunque hay autores que consideran sólo 3 lenguas:

1.- Quechua:

La lengua mayor de América, conocida como RUNA SIMI  (Runaq Simin), pero por tergiversación de los españoles se quedó con el nombre de Quechua, que tiene probablemente origen onomatopéyico por alusión a la región natural donde habitaban los indígenas (Qhessss = sonido del deslizamiento de materiales en tiempo de lluvias, Waaaa = sonido terminal de la caída de materiales rocosos, arcillosos.). En el Perú el quechua fue oficializado el 27 de mayo de 1975, según el D. L. 21156, en el gobierno del presidente Juan Velasco Alvarado.

La lengua quechua o runa simi -en quechua–, la “lengua de los hombres” es, en términos demográficos, la lengua indígena americana más importante y una de las más notables del continente. Se habla en bastantes  territorios de Colombia, Perú, Ecuador, Bolivia, Chile, Argentina y Brasil (Acre), y sus hablantes suman casi 10 millones en toda América. La mayor cantidad se encuentra en los siguientes 3 países andinos centrales: Ecuador (al menos 2 200 000 hablantes), Bolivia (1 500 000) y Perú (4 000 000). El quechua tiene distintos dialectos, separados en dos grupos principales.

Comprende dos lenguas (o dialectos según algunos autores), dependiendo la región que abarcan:

CHECHUA WAIWASH QUECHUA WAMPU
Dialectos:

Amazónico
Yaru (Ancash)
Huanca (Jauja)

Dialectos:

Chanka (Ayacucho)
Chinchay (Cusco)
Collavino

Ubicación:

Amazonas, Junín, Ancash, Huánuco, Cajamarca y San Martín

Ubicación:

Ayacucho, Cusco, Arequipa, Puno, Andahuaylas y Huancavelica

Hablantes:

1 millón y medio*

Hablantes:

2 millones y medio*

* entre monolingües y bilingües de todos los grados.

2.- Aru:

Los antecedentes de la familia ARU (Alfredo Torero, Cerrón Palomino) o JAQUI (Martha Hardman) a la cual pertenecen el aimara, el kawki y el jaqaru, los hallamos con la aparición del posible primer imperio surgido en el Perú: Wuari (Ayacucho), del cual suponemos hablaban el aimara.

Entre Waris y una nación denominada Llákwash probablemente surgió la hermandad, este hermanamiento de las lenguas, se hallaba vinculada también por los lugares míticos de origen (paq’arina). Cada grupo y sus dioses al parecer se confundieron en definitiva. A los Llákwash los creó el “rayo” (Liviac) y a los waris los creó el “Sol” (Inti), pero tanto el Sol como el Rayo nacieron en el lago Titicaca (ubicado en Puno).

Por lo tanto, cuando los Waris comenzaron a expandirse también expandían su lengua, el Aimara, y, por supuesto, junto con esta lengua lo hacían el Kawki y el Jaqaru.

La Lengua Aimara:

Esta lengua se habla en los alrededores del lago Titicaca, además de los departamentos de Ayacucho, Apurímac, Arequipa y Cusco. En tiempos anteriores a los Incas esta lengua logró abarcar una gran área geográfica tal como lo muestran ciertos vocablos que existen en el norte de Argentina y Chile, en el este de Bolivia, llegando incluso hasta Ecuador y Colombia.

El Aimara altiplánico, o simplemente Aimara, es una lengua andina hablada por un millón seiscientas mil personas. Más precisamente, según los últimos censos de Chile y Bolivia en el año 1992 y del Perú en el 1993 existen 1 237 658 aimaristas bolivianos, 296 465 aimaristas peruanos y 48 477 aimaristas chilenos. Desde el siglo XIX algunos estudiosos como Sebastián Barranca, Antonio Raymondi y Julio Cesar Tello sospecharon de un parentesco entre el Jaqaru y el Kawki, hablados en varias provincias serranas de Lima y el Aimara altiplánico.

Fueron los trabajos lingüísticos de la doctora Martha J. Hardman, durante los años 60 del siglo XX, que llegaron a confirmar esta hipótesis. La doctora Martha J. Hardman demostró que el Aimara altiplánico, el Jaqaru y el Kawki son miembros de una misma familia lingüística a la que ella denomino como familia JAQUI. Por otro lado, Alfredo Torero llamo a esta familia ARU. Recientemente, Rodolfo Cerrón Palomino propone que la denominación apropiada para esta familia debe ser de AIMARA.

El argumento de Cerrón Palomino se sustenta en la necesidad de nomenclatura simétrica con respecto a la familia lingüística quechua, donde nombres como simi no fueron aceptados y, por tanto, fueron descartados. En los primeros años del siglo XXI, de acuerdo a la información que se pudo manejar y con mucha aflicción, se puede decir que el Kawki puede estar extinto; mientras que el Jaqaru, con base en Tupe (Yauyos), puede que se extinga también ya que solo es hablado por unos pocos millares de personas tupinas, casi todos ellos viviendo en la ciudad de Lima. Esto nos hace pensar que en una o dos generaciones el Jaqaru, segundo miembro de la familia Aimara, también podrá formar parte de las lenguas extintas.

Origen de la Palabra aimara:

Afirmar categóricamente cómo, cuándo y dónde se originó el término Aimara, sería erróneo e irresponsable; toda vez que las fuentes documentales existentes (principalmente las crónicas coloniales) muestran discrepancias sobre el origen del término Aimara. Sin embargo, siguiendo las investigaciones diacrónicas realizadas por algunos lingüistas y deduciendo etimológicamente este término podemos aproximarnos a comprender el origen y significado de la palabra Aimara.

Para el lingüista peruano Rodolfo Cerrón Palomino, la palabra Aimara es el resultado de un error deplorable de los españoles en los principios de la época colonial, “concretamente de los Jesuitas establecidos en Juli – Perú”, al evidenciar la descendencia de los mitmas aimaras o aimaraes.

Según el lingüista boliviano, Juan Carvajal: “El término inicialmente usado para designar a esta lengua fue Qolla, que con seguridad era el nombre de un reino Aimara”. Este lingüista sostiene que el término Aimara apareció por primera vez en el año 1559, en el relato que hace el cronista Polo de Ondegardo, para designar a la lengua que asimilaron los evangelizadores establecidos en Chucuito, región costera del lago Titicaca.

Aproximación Etimológica de la Palabra Aimara:

Etimológicamente, la palabra Aimara probablemente proviene de dos vocablos: jaya y mara; estos dos morfemas se pueden advertir mediante una reconstrucción protolingüística:

  • jaya = lejano o lejos, y mara = año
  • jaya mara = años lejanos – mucho tiempo atrás.

Al parecer el término “aimara” surge en la colonia, cuando los cronistas al preguntar a nuestros antepasados sobre el nombre del idioma que hablaban, ellos habrían respondido “jaya mara”, queriendo expresar que su lengua procedía de años lejanos, es decir, heredada desde tiempos inmemorables; y los “conquistadores” interpretaron erróneamente de que ése era el nombre de su idioma.

Para argumentar esta hipótesis podemos mencionar que, producto de la dinámica de la lengua, los vocablos “jaya” y “mara” posiblemente se fueron asimilando rápidamente hasta convertirse en un solo vocablo:

Jaya mara → Jaymara → Aymara → Aimara

El aimara fue el más recio competidor del Runa Simi, incluso bajo el sistema imperial incaico convivió con el idioma oficial del Tahuantinsuyo, perdurando hasta nuestros días.

La Lengua Kawki:

La palabra “Kawki” quiere decir ¿dónde? en todas las lenguas ARU o JAQUI. A los Llákwash, posibles hablantes del kawki y del jaqaru, según documentos del siglo XVII se les encontraba en las regiones de Recuay, Ocros, Cajatambo, Checras y Canta, también en Huarochirí y Yauyos.

Existen algunos datos de Huamán Poma que enumeran a los Llákwash entre los grupos que forman parte del reino de los Yauyos.

En la actualidad se pueden hallar hablantes del Kawki en el pueblo de Cachuy, provincia de Yauyos, departamento de Lima, pero todas las personas que utilizan esta lengua ya son de avanzada edad por lo que con el tiempo se extinguirá.

La Lengua Jaqaru

Esta voz proviene de dos palabras los cuales son: jaqui = gente y aru = hablar, el habla de la gente.

Como ya se mencionó, esta lengua es miembro de la familia ARU. Esta lengua logró su mayor expansión conjuntamente con la cultura Wari (de origen Ayacuchano).

Actualmente el Jaqaru se habla en Tupe, provincia de Yauyos, departamento de Lima. En este lugar, la mayor parte de las personas habla dos lenguas, puesto que también hablan el castellano.

Los datos sobre esta lengua son sumamente escasos: una “gramática” de 1876, elaborada por Sebastián Barranca, la mayor parte no es reconocida por los hablantes actuales; en sus estudios Max Uhle, Tello y Matos Mar se refieren a esta lengua, pero con el nombre de “Kawki”.

En la actualidad, la lingüista Martha Hardman, denomina a esta lengua con el nombre de “Jaqaru”.

AIMARA JAQARU – KAWKI
Ubicación:

PUNO

Sierra de Moquegua y Tacna

Ubicación:

LIMA

Yauyos: Tupe, Cachuy, y otros

Hablantes:

Medio millón*

Hablantes:

2 mil, en extinción*

* entre monolingües y bilingües de todos los grados.

Lenguas Amazónicas

Comprende 16 familias y 56 lenguas aproximadamente (recordemos que los datos no son absolutos), las mismas que se encuentran distribuidas en el vasto sector de la amazonía peruana.

Un número considerable de estas lenguas también se hallan expandidas en los dominios políticos de otros países vecinos como Ecuador, Colombia, Bolivia y Brasil.

Cabe aclarar que en la amazonía peruana también se hablan 3 variedades de lengua Quechua.

En nuestra amazonía peruana, existen alrededor de 50 grupos étnicos. Desde 1950, hasta nuestros días se han extinguido por lo menos 11 etnias y unas 18 ven peligrar su existencia por la destrucción de su hábitat.

SELVA

FAMILIA

AUTÓNIMO

LENGUAS

CUENCA DPTO.
 

 

 

 

 

 

NORTE

1. Witoto Meneca
Murui
Minane
Witoto Muinane
Witoto Murui
Ocaína
 

PUTUMAYO

Ampiyacu, Yaguasyacu

 

 

 

 

LORETO

2. Bora Miamunaa Bora
3. Ticuna Du-ûgü Ticuna
4. Tucano Maijuna
Aido Pai
Orejón
Secoya
PUTUMAYO, NAPO

Yubineto, Yuricaya

5. Zaparo Tapueyocuaca Arabela
Iquito
Taushiro
6. Peba-yagua Yihamwo Yagua AMAZONAS
Nanay, Atacuari
7. Tupi-guaraní Sin autónimo Cocama, cocamilla, Omagua  

MARAÑÓN
TIGRE, Huallaga
Chambira, Huitoyacu,
Pastaza
Morona
Cenepa

LORETO
UCAYALI
8. Shimaco Sin autónimo Urarina LORETO
9. Candoshi Candoshi–Shapra Candoshi–Shapra LORETO
AMAZONAS
CAJAMARCA
SAN MARTÍN
 

10. Jíbaro

Aents
Aents
Shuar
Wampis
Achual
Aguaruna
Shiwar-Jíbaro
Huambisa
11. Cahuapana Campo Piyapi
Shiwilu
Chayahuita
Jebero
HUALLAGA
Paranapura, Rumiyacu
LORETO
SAN MARTÍN
 

 

 

 

 

CENTRO

 

 

12. Pano

Joni
Uni
Sin autónimo
Nuquencaibo
Junikuin
Onicoin
Yura
Yora
Matsé
Shipibo, Konibo
Cashibo, Cacataibo
Shetebo, Mayo Pisabo
Capanahua, Yaminahua
Cashinahua, Marinahua
Sharanahua, Mashtanahua
Nahua, Isconahua
Amahuaca
Mayoruna
 

UCAYALI
YAVARÍ
Aguaytía
Tapiche
Alto Purús
Curunja

 

MADRE DE DIOS
UCAYALI
LORETO
HUÁNUCO

13. Arawa Madija Culina ALTO PURÚS
Santa Rosa
UCAYALI
14. Arawak

 

Ashéninka
Atiri
Matsiguenga
Yine
anesha
Asháninka
Nomatsiguenga Machiguenga
Cashomashiri, Iñapari
Del Gran Pajonal
Piro, Resígaro, Chamicuro
Amuesha
ENE–PERENÉ
URUBAMBA
Satipo, Tambo,
Camisea, Manu,
Huallaga
AYACUCHO
CUSCO
HUÁNUCO
JUNÍN
PASCO
UCAYALI
MADRE DE DIOS

Lenguas amazónicas en proceso de extinción:

  • Jebero
  • Iquito
  • Iñapari
  • Taushiro
  • Arabela
  • Resígaro
  • Ocaína

Lenguas andinas en proceso de extinción:

  • Jaqaru – Kawki

Lenguas amerindias ya extintas:

  • Culli
  • Quingnam
  • Puquina
  • Muchik
  • Tallán o Sec

No Amerindias

El más importante es el castellano. Tiene DOS dialectos:

El Origen del Español

Como dice Menéndez Pidal: “la base del idioma es el latín vulgar, propagado en España desde fines del siglo III a.C., que se impuso a las lenguas ibéricas” y al vasco. De este substrato ibérico proviene una serie de elementos léxicos autónomos conservados hasta hoy en día y que en algunos casos el latín asimiló.

Otros autores atribuyen a la entonación ibérica, la forma peculiar de entonar y emitir el latín tardío en el norte peninsular, que sería el origen de una serie de transformaciones en las fronteras silábicas y en la evolución peculiar del sistema consonántico.

Otro elemento que conforma el léxico en el español es el griego, ya que en las costas mediterráneas existió una importante colonización griega desde el siglo VII antes de cristo, el latín también fue influenciado por la lengua griega, voces helénicas han entrado en el español en diferentes momentos históricos.

Algunos de sus hábitos articulatorios y ciertas particularidades gramaticales tuvieron una fuerte influencia en la conformación del castellano por 2 motivos: el condado de Castilla fue fundado en tierras ascas, entre Cantabria y el norte de León; junto a eso, los territorios que los castellanos iban ganando a los árabes se repoblaban con vascos, que, lógicamente, llevaron sus hábitos lingüísticos y, además, ocuparon puestos importantes en la corte castellana hasta el siglo XIV. Del substrato vasco proceden dos fenómenos fonéticos que serán característicos del castellano.

¿Castellano o Español?

Esta lengua también es llamado castellano, por ser el nombre de la comunidad lingüística que habló esta modalidad románica en tiempos medievales: Castilla.

El nombre de castellano se le atribuye por su topónimo Castilla, que significa tierra de castillos, que destacaban en dicha provincia; mientras que se llama español por ser oficializada como lengua de España, que a su vez proviene de Hispania que quiere decir tierra de conejos.

Existe alguna polémica en torno a la denominación del idioma; el término español es relativamente reciente y no es admitido por muchos hablantes bilingües del Estado Español, pues entienden que español incluye los términos valenciano, gallego, catalán y vasco, idiomas a su vez de consideración oficial dentro del territorio de sus comunidades autónomas respectivas; son esos hablantes bilingües quienes proponen volver a la denominación más antigua que tuvo esta lengua, el castellano entendido como ‘lengua de Castilla’.

En los países hispanoamericanos se han conservado estas dos denominaciones y no se plantean dificultades a la hora de entender  que los términos castellano y español son sinónimos.

Tras la fundación de la Real Academia Española, por acuerdo de sus miembros usaron la denominación de lengua española.

Quien ha estudiado de mejor manera esta espinosa cuestión ha sido Amado Alonso en un libro al cual llamo Castellano, español, idioma nacional. Historia espiritual de 3 nombres (1943). Volver a llamar a este idioma castellano es una representación de sus orígenes y también dar satisfacción a los autores iberoamericanos que se esforzaron bastante en su estudio, como Andrés Bello, J. Cuervo o la argentina Mabel Manacorda de Rossetti.

En España también se hablan el catalán y el gallego, idiomas de tronco románico, y el vasco, de origen controvertido.

El Castellano en el Perú

En nuestro país, el castellano es la lengua que ha ganado mayor prestigio social y político, de ahí que se le considera idioma oficial del Perú.

En nuestro territorio patrio, el castellano tiene dos variedades dialectales bien marcadas, los cuales son:

Castellano Andino

Los cuales se dan en la zona continental o valles interandinos, altiplano y sur. Además comprenden los siguientes subdialectos:

  1. Inter – Andino

Se presenta en los siguientes lugares:

  • Ayacucho
  • Cusco
  • Apurímac
  • Huancavelica
  • Huancayo
  • Cerro de Pasco
  1. Altiplánico

Se presenta en los siguientes lugares:

  • Puno.
  • Huancané.
  • Juli.
  • Azángaro.
  • Melgar.
  1. De los Andes Sureños

Se presenta en los siguientes lugares:

  • Parte de Arequipa.
  • Moquegua.
  • Tacna.

Castellano Ribereño

Los cuales se presentan en las riberas del litoral y de los ríos de la amazonía. Además comprenden los siguientes subdialectos:

  1. Del Litoral Central y Norteño

Se presenta en los siguientes lugares:

  • Ica
  • Lima
  • Ancash
  • La Libertad
  • Lambayeque
  • Piura
  • Tumbes
  1. De la Amazonía

Se presenta en los siguientes lugares:

  • San Martín
  • Moyobamba,
  • Jaén
  • Pucallpa
  • Iquitos,
  • Atalaya
  • Puerto Inca,
  • Coronel Portillo
  • Padre Abad
  • Purús

Otros Temas Relacionados

La Sílaba
Fonética y Fonología
El Signo Lingüístico
El Bilingüismo
Variación Lingüística
El Lenguaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba